Carpintero de Puerto Rico
 

Melanerpes portoricensis

Gloria Archilla

El Carpintero de Puerto Rico (Puerto Rican Woodpecker) es autóctono o único de Puerto Rico. Es común y abundante en toda la isla. Mide hasta 10 pulgadas (el macho es más grande). Habita en bosques húmedos y secos, bosques secundarios, cafetales bajo sombra, manglares y franjas de bosque cerca de áreas urbanas. Excava con el pico bajo la corteza de tallos y ramas para remover insectos con su lengua larga y pegajosa. También come frutas, moluscos, lombrices, arañas, escorpiones, lagartijos y coquíes. Cuando se detiene sobre un tronco o rama vertical usa las plumas duras de su cola para descansar el peso contra el árbol. El macho golpea con su robusto pico muy rápido sobre un tronco o rama hueca para anunciar y delinear su territorio. De enero a abril, el macho excava una cavidad en un árbol, palma, o poste del tendido eléctrico, donde la hembra pone de 4 a 6 huevos blancos que ambos incuban.


Se distingue por las plumas dorsales negras, garganta y pecho rojos, vientre y flancos pardos, y frente de la cabeza y base del rabo blancos. El pico de la hembra es más corto y su garganta y pecho tienen menos rojo.


En la universidad se observa en franjas de bosque y arboledas. Anida en postes del tendido eléctrico, en áreas de bosque en la Finca Alzamora, detrás del edificio de Biología, y en los alrededores del edificio de Rectoría. Fotos laterales: César Aceros, Antonio Iñigo, Michael Morel.