Halcón Peregrino
 

Falco peregrinus

Gloria Archilla

El Halcón Peregrino (Peregrine Falcon) nos visita de octubre a abril. No anida en Puerto Rico pero vive en todos los continentes. Mide hasta 22 pulgadas de largo (las hembras son más grandes). Visita una gran variedad de hábitats y cuando ubica la presa se lanza en picada a gran velocidad. Ataca gaviotas, garzas, patos y playeros. En áreas urbanas se alimenta casi exclusivamente de Palomas Domésticas, descansando y pernoctando en aleros de edificios altos. En su distribución natural se reproduce durante la primavera. Usa nidos abandonados por otras aves, salientes en acantilados, depresiones en el suelo y techos de edificios altos. La hembra deposita tres o cuatro  huevos pálidos con pintas pardas que ambos empollan durante unos 30 días.


Se distingue por la cabeza, espalda, alas y cola de color gris oscuro. Detrás del pico hay una amplia banda oscura o bigote. La garganta y el pecho son blancos, mientras que el abdomen y las patas tienen estrías horizontales. Los dos sexos son similares. Los jóvenes son pardo oscuro por arriba. Por ser uno de los depredadores aéreos más veloces y ágiles, ha sido muy utilizado en el deporte de la cetrería para cazar palomas y otras aves.


En la universidad se observa en franjas de bosque en la Finca Alzamora acechando Palomas Turcas y sobrevolando espacios abiertos del campus. Fotos laterales: Michael Morel, Glenn Nevil, Michael Kern.