San Pedrito
 

Todus mexicanus

Antonio Iñigo

El San Pedrito (Puerto Rican Tody) es autóctono o único de Puerto Rico. Mide poco más de 4 pulgadas. Habita en bosques húmedos y secos, bosques secundarios, cafetales bajo sombra, manglares y franjas de bosque cerca de áreas urbanas. Se posa quieto en una rama hasta que observa una presa y vuela hasta el lugar para capturarla. Se alimenta mayormente de insectos, pero también come arañas, lagartijos pequeños y algunas frutas. Anida entre febrero y mayo. La pareja excava en un talud un túnel de aproximadamente un pie de largo que termina en una cámara, donde la hembra pone de dos a cuatro huevos blancos que ambos empollan por unas tres semanas. La proximidad de un San Pedrito se advierte cuando emite su característico canto (un bip-bip parecido al de un grillo) y luego cuando vuela distancias cortas entre las ramas.


Se distingue por el cuerpo verde esmeralda con el pecho y vientre blanco, garganta roja y flancos amarillos. El pico es recto, ancho y largo para el tamaño diminuto del ave. Los ojos son grises en el macho y blancos en la hembra. La cola muy corta y alas anchas permiten el vuelo ágil entre la vegetación tupida.


En la universidad se observa en los alrededores de la Quebrada de Oro, cerca del complejo de Ingeniería Civil y Química, y detrás del edificio de Biología.   Anida en los taludes presentes en estos lugares. Fotos laterales: Antonio Iñigo, Michael Morel, Rafael Rodríguez.