Esta casilla se encuentra en la Carretera 14, kilómetro 60.1 (antes Carr. 1, km. 70.8). Fue usada por el Departamento de Transportación y Obras Públicas pero lleva abandonada muchas décadas. El techo ha colapsado en muchos lugares y en los demás está en malas condiciones e invadido por vegetación. Las puertas y las ventanas han desaparecido pero quedan los marcos originales. El cobertizo, adosado a la esquina posterior derecha de la casilla, está en muy buenas condiciones.


Una pared de ladrillos separa el espacio pequeño del cobertizo, correspondiente al escusado, del espacio más grande, correspondiente a la cuadra. El techo del cobertizo tiene vigas transversales y alfajías que apoyan un techo de cinc. Una gruesa viga longitudinal apoya las vigas transversales y dos gruesas vigas verticales (de las que queda una), se insertaban en muros de piedra para soportar el techo completo. No se observaron restos del aljibe en el patio, que está cubierto de vegetación. Los ladrillos empleados para las paredes y para flanquear los huecos de las vigas del techo tienen “Puerto Rico” estampado por un lado. Este tipo de ladrillo se usó también en las casillas ubicadas entre Cayey y Guayama.