Esta casilla se encuentra en la Carretera 1, kilómetro 41.6. Fue usada por el Departamento de Trasportación y Obras Públicas hasta mediados de la década de 1980 y desde entonces permanece abandonada. A finales de la década de 1910 fue parte de un campamento para confinados. Hoy está casi en ruinas, rodeada e invadida por árboles y otra vegetación que lentamente destruye la estructura. Los cambios hechos a la carretera han enterrado la pared anterior del edificio hasta el nivel inferior de las ventanas.


Para compensar, una sección del piso fue elevada hasta el nuevo nivel de la carretera. El techo original fue sustituido hace mucho tiempo por uno de cinc que está en pésimas condiciones, para canalizar las aguas hacia la parte posterior del edificio se removió la sección trasera del pretil. Varias de las paredes internas han sido removidas, lo que junto al aumento en el nivel del piso crean confusión sobre la distribución original de espacios en la casilla. Los huecos de algunas ventanas tienen los marcos originales. En el patio no hay remanentes del cobertizo ni del aljibe.