Esta casilla se encuentra en la Carretera 15, kilómetro 23.4 (antes Carr. 4, km. 2.7). Fue usada por el Departamento de Trasportación y Obras Públicas pero lleva décadas clausurada y abandonada. Debido al declive del terreno, la mitad posterior del edificio está apoyada por imponentes arcos de piedra y ladrillo, siendo la única casilla construida de esta forma. El piso de madera de la mitad posterior de la casilla colapsó hace años, quedando en su lugar solo algunas vigas de pino.


El techo original de la casilla está en regular condición. En una de las fachadas laterales hay restos de una ventana original. La fachada posterior y la otra fachada lateral no pudieron observarse porque la estructura está completamente rodeada de vegetación. La boca octagonal del aljibe está debajo de la casilla, en el espacio formado por los arcos. Los canales que conducían el agua de lluvia desde el techo hasta el aljibe corrían por detrás de la casilla. Debajo de los volúmenes adosados a ambos lados de la casilla hay dos espacios que quizás sirvieron de almacén. El autor escuchó que la casilla ha sido solicitada por el municipio de Cayey para restaurarla y convertirla en un museo.