Esta casilla se encuentra en la Carretera 15, kilómetro 5.4 (antes Carr. 4, km. 20.5). Pertenece al Departamento de Trasportación y Obras Públicas pero desde 1954 es habitada por Cecilia Torres, viuda de Santiago Rivera, último caminero de esta sección de carretera. La piedra usada para esta casilla difiere mucho de la empleada en las otras casillas del proyecto, pues fue cortada y colocada con sumo cuidado para dejar las paredes sin empañetar.


Para corregir filtraciones, el techo se cubrió por fuera de cemento. Las puertas y algunas de las ventanas son originales. El piso es de hormigón pulido. En el lado izquierdo del edificio se construyó una ampliación de cemento, en la sala de la cual se observa la ventana lateral de la casilla. A diferencia de las demás casillas, el aljibe se encuentra frente al edificio y conserva el marco de metal y la polea para para subir y bajar el recipiente que recogía agua. En uno de los volúmenes adosados a cada lado de la casilla se preserva la chimenea de un fogón, mientras que en el otro se conserva la pared que separaba la cocina del escusado. En el techo de ambos volúmenes están las chimeneas externas de los fogones. De la cocina se pasaba al patio de la casilla por una puerta doble de madera coronada por gruesas celosías fijas. Cerca de esta casilla tuvo lugar el Combate de Guamaní de la Guerra Hispanoamericana, donde los soldados españoles lograron detener el avance estadounidense hacia Cayey. En la casilla se refugiaron oficiales estadounidenses durante el titoteo.