Esta casilla se encuentra en la Carretera 14, kilómetro 3.4 (antes Carr. 1, km. 128.2). Fue usada por el Departamento de Transportación y Obras Públicas hasta finales de la década de 1980, desde entonces está clausurada y abandonada. La distribución original de espacios ha sido alterada y por encima del techo original se instaló uno de cinc. El zócalo de la casilla es tan pequeño que las ventanas son casi tan largas como las puertas. Del cobertizo solo queda un pequeño muro adosado a la esquina posterior derecha del edificio.


En el suelo detrás de la casa está la entrada al aljibe, cubierta por varillas. El empañetado ha sido reparado en varios lugares con cemento, material que paulatinamente degrada los ladrillos de las paredes. En una esquina del techo crece un árbol de jagüey que contribuye al deterioro paulatino de la estructura. El interior de la casilla ha sido averiado por un fuego.