Derechos de autor
 

Science does not select or mold specially honest people; it simply places them in a situation where cheating does not pay. 

--Salvador E. Luria

El autor del artículo científico tiene cuatro derechos sobre su escrito: presentarlo en público, preparar trabajos derivados, reproducirlo y distribuirlo. La gran mayoría de los autores transfieren a la revista científica estos derechos, ya sea mediante la firma de un documento o solapadamente porque así lo requiere la revista. Esta transferencia es casi siempre inconsecuente porque muy pocos artículos científicos tienen potencial comercial, pero los autores que transfieren sus derechos pueden enfrentarse a la insólita situación de tener que pedirle permiso a los directores de la revista para reproducir sus propias tablas o ilustraciones en otra revista, o para poner copias de sus artículos en Internet. Algunas revistas científicas han denegado estas solicitudes.

La Ley de Derechos de Autor de los Estados Unidos de América permite la reproducción sin permiso (pero con el crédito correspondiente, de otro modo cometes plagio) de parte de una obra cuando se hace con ciertos propósitos, incluyendo su uso en la enseñanza y la investigación. Este principio de uso justo o uso lícito (fair use) le da al científico una gran libertad para usar material ajeno, pero dicha libertad no es absoluta. Cuando un acusado de violación de derechos de autor reclama que usó material amparado en el principio de uso justo, los jueces usan cuatro criterios para tomar una decisión: el propósito de la duplicación, la naturaleza del material copiado, la cantidad de material duplicado y el efecto de la acción sobre el potencial económico del trabajo original.

Esta guía te ayudará a determinar si el uso de material ajeno sin permiso es adecuado bajo el principio de uso justo. Estas dos páginas abundan sobre el tema de los derechos de autor: United States Copyright Office, What is copyright protection?