Guayama

 

Parroquia

San Antonio de Padua


  1. En el 1736 había una ermita que para 1823 estaba en ruinas.

  2. En el 1830 se firmó el contrato para construir una iglesia nueva. La construcción fue muy lenta y durante el proceso se hicieron varios cambios. El  templo se inauguró en 1872.

  3. El  rosetón original fue destruido por un huracán en 1876.  El Huracán San Ciriaco destruyó el techo en 1899.

  4. Durante la década de 1920 se hicieron varias reparaciones, que incluyeron la instalación de un techo de hormigón.


Fotos adicionales

__________


 

Villa del Guamaní

Según unas fuentes, el nombre de esta ciudad deriva del cacique Guayama, quien gobernó esta parte de la isla. Según otras, el nombre del cacique fue Guamaní y su territorio se llamó Guayama, que significa el sitio grande.


Este territorio estaba poblado por indios al comienzo de la colonización, pero muchos fueron sometidos a la esclavitud y otros escaparon hacia las Antillas Menores. Los intentos por colonizar el área se vieron frustrados hasta comienzos del siglo 18 por ataques de indígenas y de piratas. El  pueblo se fundó en 1736 y en 1878 recibió el título de Villa.


La economía dependió por mucho tiempo de la agricultura, especialmente del cultivo de la caña de azúcar. En las afueras de la ciudad hay un cono trunco de mampostería que corresponde al molino de viento del ingenio azucarero Vives. Esta estructura figura prominentemente en la bandera y en el escudo de la ciudad. El comercio y la industria son puntales importantes de la economía actual. Una de las principales industrias de Guayama es el complejo Phillips Petroleum. El Museo Casa Cautiño, el Centro de Bellas Artes Adolfo Porrata-Doria y el Teatro Guayama son algunas de las atracciones de este municipio. Los amantes de la naturaleza disfrutarán la Reserva Natural Mariposario Las Limas y los bosques estatales de Aguirre y Carite (compartidos con otros municipios).


Luis Palés Matos (poeta), Catalino (Tite) Curet Alonso (compositor) y Eleuterio Derkes (escritor) son guayameses destacados. El municipio también se conoce como Pueblo de los brujos, según una fuente por su tradición de leyendas y costumbres folclóricas y, según otra, por un lanzador del equipo de Guayama conocido como Moncho el Brujo. El renombre de Villa del Guamaní deriva del cacique que gobernó esta región.