Hormigueros

 

Basílica Menor Nuestra Señora de la Monserrate


  1. La primera ermita se construyó durante las décadas finales del siglo 16. Fue declarada santuario en 1720.

  2. La iglesia se construyó entre 1775 y1776. Su apariencia actual data de la segunda mitad del siglo 19.

  3. El techo original de azotea fue sustituido por uno de hormigón pero se conservaron muchas de las vigas.

  4. Este templo contiene varios tesoros artísticos, destacándose el retablo diseñado por José Campeche.


Fotos adicionales

__________


 

Pueblo del milagro

El nombre de este pueblo deriva, según algunas autoridades, de la topografía de la región, cuyas elevaciones parecieron hormigueros a los primeros colonizadores. Según otras fuentes, el nombre deriva de la palabra indígena horomico, correspondiente a un río.


El poblado comenzó a desarrollarse alrededor de una ermita construida a finales del siglo 16. Para finales del siglo 18 había un poblado adscrito como barrio a San Germán. Las gestiones para fundar un pueblo comenzaron durante la década de 1860 y culminaron en 1874. El municipio fue anexado a Mayagüez en el 1899 pero recobró su independencia en el 1905.


La economía ha dependido históricamente de la agricultura, particularmente del cultivo de caña de azúcar y frutos menores. En el valle a las afueras del pueblo están las ruinas de la central Eureka. La Basílica Menor de la Virgen de la Monserrate (ubicada en el tope de una loma y no en un lugar llano frente a la plaza), la Casa de los peregrinos (en esta casa ubicada detrás de la iglesia se le daba posada a los peregrinos, hoy es la casa parroquial) y el Complejo Deportivo Hermanos Miura son algunas de las atracciones de este municipio. En terrenos del municipio hay tres puentes de acero y dos casillas de camineros del siglo 19.


Segundo Ruiz Belvis (abolicionista y patriota), Mateo  Fajardo Cardona (hacendado y líder político) y Modesta Díaz Segarra (primera mujer alcaldesa de Puerto Rico) son hormiguereños destacados. El municipio también se conoce como el Pueblo de los peregrinos (por las peregrinaciones que en tiempos pasados se hacían hasta la iglesia) y Corazón del oeste (por su ubicación geográfica). El renombre de Pueblo del milagro deriva de un milagro hecho a finales del siglo 16 por su patrona, la Virgen de la Monserrate. Según la historia mejor conocida, el agricultor Giraldo González invocó la ayuda de la Virgen de la Monserrate cuando fue atacado por un toro, que inmediatamente se detuvo y cayó de rodillas. En agradecimiento, González construyó la ermita precursora del templo actual.