Isabela

 

Parroquia

San Antonio de Padua


  1. Para 1725 había una ermita en el poblado original, San Antonio de Padua de la Tuna.

  2. La primera iglesia en la actual ubicación del pueblo se construyó de madera entre 1819 y 1824.

  3. La primera iglesia de mampostería, terminada alrededor de 1868, fue dañada severamente por el terremoto de 1918.

  4. La iglesia actual se construyó de hormigón en 1924. Su última restauración terminó en 1998.


Fotos adicionales

_________


 

Pueblo de los gallitos

El nombre de este pueblo honra a la Reina Isabel I de Castilla (Isabel La Católica), patrona de Cristóbal Colón y sus viajes de descubrimiento.


Este territorio fue habitado por indios liderados por el Cacique Mabodamaca, quien según una leyenda fue muerto por el colonizador Diego de Salazar y, según otra, se suicidó para evitar ser atrapado por los soldados españoles. El primer poblado se estableció en 1725 en terrenos del Hato San Antonio de la Tuna y se conoció como La Tuna. En 1788 los pobladores pidieron trasladar el poblado a la ubicación actual. La petición fue aprobada y el pueblo se fundó oficialmente en 1819 con el nombre de San Antonio de Isabela.


La economía dependió por mucho tiempo de la agricultura (destacándose la caña de azúcar, los cocos y la yuca), la ganadería y la pesca. Hoy depende mayormente del turismo y la industria de alta tecnología. Las ruinas de la ermita de San Antonio de Padua (donde se fundó el primer poblado), el túnel de Guajataca (por donde transcurrió el tren que viajaba de San Juan a Ponce) y el Monumento al indio (talla en piedra de Isaac Laboy representando al Cacique Mabodamaca) son algunas de las atracciones de este municipio. Los amantes de la naturaleza pueden visitar el Bosque Estatal de Guajataca y la Estación Experimental Agrícola de la Universidad de Puerto Rico. Por supuesto, también se destacan las playas y los hoteles.


Manuel Corchado Juarbe (escritor y abolicionista),  Vicente Géigel Polanco (escritor y político) y Noel Estrada (compositor y autor de En mi Viejo San Juan) son isabelinos destacados. El municipio también se conoce como el Jardín del noroeste (por la belleza de sus campos y playas) y el Pueblo de los quesitos de hoja (por unos deliciosos quesos blancos, originalmente envueltos en hojas de guineo). El renombre de Ciudad de los gallitos deriva de la fama que tiene este municipio como productor de excelentes gallos de pelea.