Lajas

 

Parroquia

Nuestra Señora de la Candelaria


  1. Para 1884 había una iglesia de mampostería con techo de tejas.

  2. En el 1897 se inauguró otra iglesia de mampostería con techo de cinc.

  3. El templo fue reconstruido durante el siglo pasado, cuando se le instaló un techo de hormigón y se le añadió una torre con campanario.

  4. Las torres actuales se añadieron durante una reconstrucción terminada en el 2003 que preservó parte de la fachada de la antigua iglesia.


Fotos adicionales

__________


 

Pueblo de la piña cabezona

El nombre de este pueblo deriva aparentemente de la abundancia en su territorio de piedra caliza en la forma de capas chatas y lisas (lajas) que se desprenden y separan fácilmente.


La primera aldea comenzó a organizarse durante la segunda mitad del siglo 18. El poblado fue creciendo y adquiriendo autonomía; en el 1808 se designó como alcalde a Teodoro Jácome Pagán, quien donó los terrenos donde se construyó la ermita. La primera petición para establecer un pueblo se radicó en el 1874 y la segunda en el 1878. El pueblo se fundó y se separó de San Germán en el 1883.


La economía ha dependido por mucho tiempo de la agricultura. El cultivo de la caña de azúcar ha dado paso a la producción de piña, melones, y vegetales;  la producción de heno ha aumentado recientemente debido al impacto de las poblaciones de monos sobre los cultivos frutales. La ganadería es otra faena agrícola importante. La pesca y el turismo también son importantes, especialmente en el poblado de La Parguera. La Casa Consistorial (hoy alcaldía, construida en 1889), el Teatro Juventud Manuel González Izquierdo y la Reserva Natural de la Laguna Cartagena son algunas de las atracciones de este municipio. El principal centro turístico de Lajas es el poblado de La Parguera, donde pueden disfrutarse actividades tales como viajes a cayos cercanos y a la Bahía Fosforescente. En la isla Magueyes están los laboratorios del Departamento de Ciencias Marinas del Recinto Universitario de Mayagüez.


Luis Aponte Martínez (cardenal católico), Jacobo Morales  (actor y escritor) y Juan Cancio Ortiz (líder cívico y humanista) son lajeños destacados. El municipio también se conoce como la Ciudad cardenalicia (porque aquí nació Luis Aponte Martínez, único cardenal puertorriqueño) y los Tira piedras (por una disputa hace siglos entre caborrojeños y lajeños donde los primeros se defendieron con hachas y los segundos con piedras). El renombre de Pueblo de la piña cabezona deriva del cultivo de una variedad grande de piña.