Lares

 

Parroquia

San José


  1. En el 1838 se inauguró una ermita de madera.

  2. En el 1881 se inauguró un templo diseñado por Ramón Soler. Los muros fueron de mampostería, mientras que el techo y las dos torres se hicieron de madera.

  3. La iglesia se reconstruyó a finales de la década de 1920. Se instaló un techo de hormigón y se añadió el pórtico y la torre actual, que sustituye las dos torres previas. Del edificio anterior sólo se conservaron las paredes laterales y el primer nivel de la fachada frontal.


Fotos adicionales

__________


 

Ciudad del Grito

Hay dos propuestas para el origen del nombre de este  pueblo. Según la primera, que parece tener más aceptación, el nombre recuerda al inmigrante vasco Amador Lariz, quien temprano durante la colonización estableció en la región un hato donde se producía carne y pieles. Según la otra, el nombre deriva de la expresión popular “por estos lares”, refiriéndose a sitios alejados de lugares más poblados.


La primera solicitud para establecer un pueblo en el Hato de Lariz se hizo a principios del siglo 17. Luego de más gestiones, el poblado se separó de San Sebastián y se fundó como pueblo en 1827 con el nombre de San José de Lares.


La economía ha dependido tradicionalmete de la agricultura, particularmente del café, tabaco, chinas, guineos y tomates. El café fue tan importante para finales del siglo 19, que Lares se convirtió en el sexto municipio más poblado de la isla. El Huracán San Ciriaco destruyó las fincas de café en el 1899. La Plaza de la Revolución (con su busto en honor a Ramón Emeterio Betances y su momumento en forma de obelisco dedicado a los participantes de la rebelión), la Heladería Lares y la Hacienda Porvenir son algunas de las atracciones de este municipio. Se dice que el árbol de tamarindo que crece en la Plaza de la Revolución fue sembrado por Pedro Albizu Campos. El Poblado de Castañer, adscrito a Lares, tiene sus propios atractivos, que incluyen antiguas haciendas de café y un bello lago.


Luis Hernández Aquino (escritor y lingüista), Francisco Matos Paoli (poeta y patriota) y José Feliciano (cantante) son lareños destacados. El municipio también se conoce como el Altar de la patria (por su papel protagónico en la lucha por la independencia) y la Capital de la montaña (por su ubicación geográfica al pie de la cordillera central). El renombre de Ciudad del Grito se debe a que aquí comenzó en 1868 la revuelta conocida como el Grito de Lares, donde se proclamó la independiencia y la República de Puerto Rico. Uno de los autores intelectuales de esta gesta fue Ramón Emeterio Betances.