Quebradillas

 

Parroquia

San Rafael Arcángel


  1. En el 1823 se terminó una iglesia provisional de madera.

  2. La primera iglesia de mampostería se inauguró en 1828.

  3. El templo fue seriamente averiado por el terremoto de 1918. Fue reparado, pero años después se tornó muy pequeño para la población y se decidió demolerlo. Este templo tenía dos torres iguales.

  4. La iglesia actual, con sus torres desiguales,  se construyó de cemento en 1950.


Fotos adicionales

__________


 

Guarida del pirata

El nombre de este pueblo deriva de los pequeños arroyos o quebradas que abundan en su territorio, la  mayoría de los cuales sólo tiene agua durante la época de lluvia.


Este territorio fue habitado por indios liderados por el Cacique Mabodamaca, quien según una leyenda fue muerto por el colonizador Diego de Salazar y, según otra, se suicidó para evitar ser atrapado por los soldados españoles. La región fue poblada por colonos durante el siglo 18. Los intentos de fundar un pueblo comenzaron en 1805, se renovaron en 1815 y tuvieron éxito en 1823 bajo el liderato de Felipe Ruiz, quien donó parte de los terrenos para fundar a San Rafael de las Quebradillas. El municipio fue anexado a Camuy en el 1902 pero recobró su independencia en el 1905.


La economía ha dependido tradicionalmente de la agricultura, particularmente de la caña de azúcar, el café, el tabaco, los frutos menores y la ganadería. El cultivo de frutos menores, la producción de leche y el comercio son puntales de la economía actual. El área recreativa Pedro Albizu Campos (merendero Guajataca), el adyacente mirador (con su vista de la playa y el túnel de Guajataca) y el área recreativa Puerto Hermina son algunas de las atracciones de este municipio. Los amantes de la naturaleza disfrutarán las facilidades públicas y privadas que rodean el Lago Guajataca, compartido con San Sebastián.


Rafael Ávila (periodista), Guillermo Venegas Lloveras (periodista y compositor) y Raymond Dalmau (deportista) son quebradillanos destacados. El municipio también se conoce como la Ciudad pirata (por haber sido sus costas guarida de piratas), la Ciudad del cooperativismo (por su papel en el desarrollo de esta actividad) y el Rincón de Guajataca (por su ubicación en el extremo oeste del área de Guajataca). El renombre de Guarida del pirata deriva del uso de Puerto Hermina como escondite por diversos piratas, incluyendo quizás a Roberto Cofresí.