Río Grande

 

Parroquia

Nuestra Señora del Carmen


  1. La primera iglesia, terminada en el 1846, fue destruida por un huracán.

  2. El templo actual comenzó a construirse alrededor de 1880.

  3. Alrededor de 1930 se sustituyó el techo de azotea por uno de hormigón y el piso se cambió por terrazo.

  4. Posteriormente se hicieron ampliaciones a ambos lados del edificio.


Fotos adicionales

__________


 

Ciudad del Yunque

El nombre de este pueblo deriva del Río Grande, un afluyente del Río Espíritu Santo. Ambos ríos se unen justo al este del pueblo.


Este territorio fue explorado temprano durante la colonización, pero la resistencia de los indios, tanto taínos como caribes, atrasó el establecimiento de poblados en la región. Terminados los ataques, el territorio fue dividido en hatos para criar ganado y cultivar la tierra. El primer asentamiento fue una aldea dedicada al comercio de productos agrícolas, maderas y otros bienes que se exportaban a través del Río Espíritu Santo. El pueblo se independizó de Loíza y se fundó en 1840, gracias a las gestiones de Juan Monge, Desiderio Escobar y otros colonos asesorados por el padre Juan León Lascot.


La economía dependió por mucho tiempo de la agricultura (particularmente de la caña de azúcar y el café), la ganadería y la avicultura. La industria y el turismo son puntales de la economía actual. Las atracciones principales de este municipio se relacionan con el turismo y la naturaleza. En el primer grupo están varios hoteles de primer orden, como el Wyndham Río Grande, el Gran Meliá y el Paradisus Resort (con su famoso campo de golf). En el segundo grupo se encuentran varias playas, la Reserva Natural Río Espítiru Santo y el Bosque Nacional del Yunque (con sus hermosas veredas, cascadas y torres de observación). El Yunque es hogar de la cotorra puertorriqueña, que figura prominente del escudo y la bandera del pueblo.


Aníbal Díaz Montero (escritor y periodista), Carlos Román Benítez (poeta y político) y Álvaro Rivera Reyes (político) son riograndeños destacados. El poeta José P. H. Hernández es hijo adoptivo de Río Grande; un busto en la plaza de recreo celebra su memoria y reproduce parte de “Ojos Astrales”, uno de sus poemas más conocidos. El renombre de Ciudad del Yunque se debe a que gran parte de este bosque se encuentra en territorio del municipio, incluyendo los lugares más frecuentados por los visitantes.