Toa Alta

 

Parroquia

San Fernando Rey


  1. Antes de la fundación del pueblo había una ermita de madera.

  2. La iglesia actual se construyó entre 1752 y 1826. El campanario se añadió en 1861 y el piso data de  finales del siglo 19.

  3. En el 1945 se añadieron los tres tubos que refuerzan la bóveda de ladrillo.

  4. La última restauración terminó en 1977. Se removió el empañetado del techo y se barnizaron los ladrillos expuestos.


Fotos adicionales

__________


 

Pueblo del Josco

El nombre de este pueblo deriva de su ubicación río arriba con relación al pueblo de Toa Baja. El Río Toa (La Plata) separa ambos municipios.


Este territorio comenzó a poblarse muy temprano durante la colonización gracias a su suelo fértil, excelente para la agricultura y la crianza de ganado y caballos. El río proveía además abundante pesca. Durante la primera década del siglo 16, Juan Ponce de León estableció en esta región la granja de los Reyes Católicos, una gran extensión de terreno dedicada a mejorar los cultivos locales y experimentar con cultivos introducidos, uno de los cuales fue la caña de azúcar. El pueblo se fundó en 1751 en la región conocida como Toa Arriba y más tarde como Ribera de Toa Alta.


La economía ha dependido de la agricultura, particularmente de la caña de azúcar, café, cacao y ganadería. La producción de leche y carne, el comercio y varias industrias son componentes importantes de la economía actual. El Centro Recreativo Villa Tropical, el Teatro Municipal Maso Rivera y la Plaza de Recreo Egoscué son algunas de las atracciones de este municipio. En la plaza crece un viejo árbol de bala de cañón que produce flores muy llamativas y grandes frutas redondas. Otro atractivo del pueblo es el area recreativa Lago La plata, donde se practica la pesca deportiva, actividad celebrada anualmente en el Festival o Festín de la chopa.


José P. Morales Miranda (escritor y periodista), Pablo Morales Cabrera (escritor y político) y Tomás “Maso” Rivera Morales (cuatrista) son toalteños destacados. El municipio también se conoce como Pueblo del Toa (por el nombre original del Río La Plata) y Cuna de poetas. El último renombre y el de Pueblo del Josco se deben a Abelardo Díaz Afaro, hijo adoptivo de este pueblo y autor de “El Josco”, cuya trama se desarrolla en el Valle del Toa.