Caoba

 
 

En el recinto hay árboles de caoba dominicana (S. mahagoni), de caoba hondureña (S. macrophylla) y del híbrido entre ambas, conocido  como caoba híbrida o caoba Santa Cruz. La caoba dominicana es nativa de las Antillas Mayores, excepto Puerto Rico, y la caoba hondureña es nativa de Centro y Sudamérica. Ambas pueden alcanzar los 130 pies de altura, con tronco de 6 pies de diámetro. Las hojas tienen hasta 12 hojuelas cuyo tamaño se emplea para distinguir las especies: pequeñas en la caoba dominicana, mucho más grandes en la caoba hondureña e intermedias en la híbrida. Las flores miden como media pulgada de ancho, son fragantes y se agrupan en inflorescencias de hasta 6 pulgadas de largo que surgen en la base de las hojas nuevas. Las frutas son cápsulas duras que abren en cinco partes para liberar semillas aladas. El árbol generalmente pierde sus hojas durante el otoño y el invierno, en la primavera produce el follaje nuevo y florece. Las semillas se dispersan mayormente durante el invierno. El nombre del género honra al médico austriaco Gerard van Swieten (1700-1772). El nombre mahagoni aparentemente deriva de un nombre caribeño para el árbol,  macrophylla significa hojas grandes.


En el recinto hay muchos árboles de caoba, la mayoría de caoba híbrida, como el fotografiado en la esquina suroeste del Edificio de Diego. Hay árboles de caoba dominicana al sur del Decanato de Estudiantes y al oeste del Edificio Luchetti. Hay árboles de caoba hondureña al oeste del Centro de Estudiantes y al norte del Departamento de Banda y Orquesta. La hilera de 17 árboles frente a los edificios Celis y Monzón, al igual que el árbol frente al Edificio Stefani, son de caoba híbrida. Los árboles más grandes fueron sembrados a partir del 1930 por Henry  Cowles y Severo Vélez.

Swietenia mahagoni y S. macrophylla (Meliaceae)