Palma de corozo

 
 

La palma de corozo es nativa del Caribe, Centroamérica y Sudamérica. Alcanza los 50 pies de altura, con tronco espinoso de hasta 1 pie de diámetro cerca de la base, tornándose más delgado y nuevamente más grueso hacia la parte superior de la palma. Las hojas miden hasta 12 pies de largo y se componen de varias filas de hojuelas largas y delgadas. Las inflorescencias surgen entre las hojas y miden hasta 6 pies de largo. Las frutas maduras son amarillo-verdosas y miden como 1.5 pulgadas de ancho, los murciélagos se alimentan de la cáscara y dispersan las semillas. Florece y fructifica durante la mayor parte del año. Los artesanos cortan las semillas en anillos y pulen la superficie dura para hacer sortijas. El nombre del género significa con un penacho o grupo de pelos, en referencia a la corona de hojas. El nombre de la especie significa espinosa, en referencia a las espinas que rodean el tronco.


La palma fotografiada está en el jardín frente al Edificio Monzón. Fue sembrada por Carlos Figueroa poco antes del 1990. Hay un ejemplar parecido al norte del Museo de Arte y Sala del Senado Académico.

Acrocomia aculeata (Arecaceae)