Arecibo

 
 

Este cementerio se terminó hacia 1864, por lo que tiene varias lápidas antiguas, como las de María Brígida Mendoza de Tejada (1835), Lorenzo Martorell y Temple (1849) y Bernardina Martínez de Massanet (1851), que probablemente se trajeron del cementerio anterior. El monumento de José Borrel y Font (1868) y el de Juan Pio García (1868) parecen ser dos de los primeros enterramientos hechos en este camposanto. La sección antigua del cementerio conserva casi intacto su camino principal y varios de los panteones del camino transversal, así como varios nichos adosados al muro anterior y a uno de los muros laterales.