Guayanilla

 
 

Este cementerio comenzó a usarse para 1841. La lápida más antigua corresponde a Pedro Luis Marcial Sallaberry, quien falleció en 1848. Hay otros dos enterramientos del siglo 19: Angel Marcucci y Lugo (1888) y Adela Catala y Torres (1891). La estructura más impresionante es la Ermita de doña Lucía, construida por la catalana Lucía María Narcisa Cusí y Giral (1827-1928). La capilla se menciona en un documento de 1878. El camposanto conserva parte de su muro original. En el pórtico, inaugurado en 1930, hay una frase en latín que traducida lee La pálida muerte pisa con igual pie las chozas de los pobres como los palacios de los ricos.