Cementerios antiguos de Puerto Rico

 
 

Pocos puertorriqueños visitan los cementerios. Los centros comerciales y las playas son infinitamente más populares. Sin embargo, para esos momentos cuando sentimos necesidad de caminar y meditar solos, alejados del bullicio, el camposanto ofrece el ambiente ideal. El turismo de cementerios es popular en otros países, donde grupos viajan a los camposantos para admirar los panteones, las capillas, las esculturas, la simbología funeraria, el arte público y los sentimientos expresados a través de epitafios. Algunos cementerios son ciertamente museos de arte, arquitectura e historia.


El propósito de este trabajo ha sido identificar los camposantos antiguos (del siglo 19) que se conservan en las ciudades y pueblos de Puerto Rico. Para lograrlo, el primer paso fue encontrar mediante Google Maps el cementerio más cercano al centro de cada pueblo. Entonces durante una visita se confirmó que es el camposanto más viejo del pueblo. Para determinar que el cementerio se usó durante el siglo 19 se utilizaron datos disponibles en la oficina del cementerio, publicaciones (particularmente útil fue Puerto Rico Urbano), las fechas inscritas en las lápidas, la presencia de un muro de mampostería y los estilos de los panteones. Todas las visitas se realizaron entre enero y agosto de 2012.


Se encontraron 48 cementerios del siglo 19 en 45 municipios. El mapa adjunto presenta todos los camposantos visitados. Los del siglo 19 aparecen en azul y los del siglo 20 en verde. Los rojos son cementerios antiguos que han desaparecido. Durante las visitas el autor se topó con escenas que captaron su atención pero que por no ser antiguas no encontraron espacio en esta publicación. Esas fotos se incluyen en otra publicación titulada Imágenes de cementerios, disponible a través de este enlace.


El lector que desee conocer mejor nuestros cementerios viejos aprovechará el tiempo visitando primero los siguientes camposantos, que conservan mejor su carácter original. Aguadilla, Arecibo, Arroyo, Caguas, Coamo, Fajardo, Manatí, Mayagüez, Ponce, San Germán, San Juan, Yauco.


Varias personas ayudaron a realizar este trabajo. Se destaca la cooperación de Norma López de Victoria, autora de una excelente tesis y de dos artículos muy valiosos que se citan al final de la sección de historia. Edwin Albino proveyó información importante sobre el cementerio de Hormigueros, Gilberto Camacho sobre el de Ceiba, y Jorge Cruz Emeric sobre los de Culebra y Vieques. Ángel Nieves Rivera identificó la lápida más antigua del cementerio de San Sebastián y acompañó al autor a fotografiarla. La licenciada Yarisa Montes leyó parte del texto e identificó varios errores. Mayra Acevedo, esposa del autor, leyó el texto en búsqueda de errores gramaticales.


Este trabajo está disponible también en formato PDF (este enlace- 192 MB) y en el iBookstore. La obra puede reproducirse libremente con propósitos educativos, sin fines de lucro.


José A. Mari Mut

edicionesdigitales.info

2012-2013

Una mirada a los cementerios municipales del siglo 19