Loíza

 
 

Este cementerio aparece en un plano de 1866 y en un mapa de 1885. Testigos de su antigüedad son el muro de mampostería, la vieja capilla y un panteón construido de piedra y ladrillo siguiendo el método empleado para construir muros (compárese con el muro del cementerio de Peñuelas). La lápida más antigua está en el susodicho panteón y corresponde a Conchita Jiménez de Zequeira, quien falleció en 1904.