Maricao

 
 

Este cementerio se inauguró en 1885. Su camino principal terminó originalmente donde ubica el monumento de Juan Ferrer y Arnijas, fundador y primer alcalde del pueblo, fallecido en 1879 a los 35 años de edad. A ambos lados de este camino y a lo largo del camino transversal están los panteones más antiguos del camposanto, todos hoy con enterramientos de las primeras décadas del siglo 20. El cementerio conserva parte de la hilera de nichos ubicada detrás de la pared frontal. Además, tiene otra entrada que quizás correspondió al área de protestantes.