San Germán

 
 

Este cementerio comenzó a usarse durante la década de 1880, por lo que el monumento de Ramón de Quiñones (1858) y la lápida de Úrsula Cardona de Quiñones (1875) deben haber llegado del cementerio anterior. El enterramiento más antiguo hecho aquí es el José Demetrio Quiñones Ramos, fallecido en 1885. Una de las lápidas más emotivas está dedicada simplemente A Tomás (1840-1886). Igualmente emotivo es el monumento de osario de Práxedes Rivera, cuyos huesos descansan en una caja de madera visible través de los cristales que rodean la cámara. La lápida de Francisco Mariano Quiñones recuenta su destacada labor cívica y política. El camposanto conserva secciones del muro de ladrillo y de los nichos originales.