Lagartijo de Gundlach

 
 

Las once especies de lagartijos (género Anolis) que habitan en Puerto Rico tienen comportamientos y requisitos ecológicos que determinan la abundancia y la distribución de cada una. Anolis gundlachi, por ejemplo, prefiere áreas sombreadas con vegetación tupida, temperaturas bajas y humedad alta, condiciones que encuentra en las montañas entre los 800 y 3800 pies de altura. Esta especie se parece mucho a A. cristatellus, el lagartijo que frecuenta nuestras casas, pero el segundo prefiere vegetación abierta, temperaturas más altas y no vive por encima de los 2800 pies. Se distinguen fácilmente por el color de los ojos: azules en A. gundlachi y casi negros en A. cristatellus. El nombre Puerto Rican yellow-chinned anole señala otra característica distintiva del lagartijo de Gundlach: su barbilla amarilla.


Johannes Cristoph Gundlach nació en Alemania en el 1810. En el 1837 terminó el doctorado en la Universidad de Marburg y dos años después viajó a Cuba para colectar animales. Se enamoró de la hermana isla, a la cual llamó su segunda patria, y allí residió hasta su muerte en el 1896. Gundlach visitó Puerto Rico en dos ocasiones y pasó en la isla unos dieciocho meses. La visita del 1873 coincidió con la fundación del Instituto Civil de Segunda Enseñanza, la escuela superior más prestigiosa de Puerto Rico en tiempos de España. El apellido de Juan Cristóbal ha sido inmortalizado en el nombre científico de muchas plantas y animales, entre ellas A. gundlachi de Puerto Rico y A. juangundlachi de Cuba.

Martín,  Fernando y yo cansados de la oficina,  decidimos salir al campo un día. Mientras retratábamos una bella caída de agua en Maricao divisamos a este lagartijo enojado con otro macho que lo acechaba. Cuando retrates cerca del agua cuida bien tu equipo de la humedad, pues  podría fallar o dañarse. Nikon D90, 105 mm macro, ISO 640,  1/60 s, f/10, flash de la cámara.

Anolis gundlachi