Lagartijo jardinero

 

Este lagartijo posó sobre una ramita en Utuado.   Cuando lo encontré me llamó mucho la atención la línea blanca que tiene a lo largo de todo su cuerpo. Para eliminar la distracción del fondo usé una apertura pequeña, una velocidad rápida y un poco de luz artificial. Nikon D40x, 105 mm macro, ISO 200,  1/200 s, f/11, flash anular.

Anolis pulchellus

El lagartijo que con mayor frecuencia encontramos cerca de nuestras casas es el lagartijo común o casero, Anolis cristatellus. En segundo lugar está A. pulchellus, el lagartijo jardinero o lagartijo rayón, a la sazón el Anolis más común en la isla. En algunos pastizales es tan abundante que se han calculado hasta 25,000 individuos por hectárea. Entre las yerbas encuentra los caracolitos, las hormigas y las maripositas que le sirven de alimento. El jardinero ronda los patios debido a su atracción por la yerba. De allí pasa a las terrazas, los postes y las verjas, pero rara vez entra a las casas.


La presencia de la línea crema lateral inmediatamente distingue las dos especies de lagartijo. El jardinero es también más delgado, podríamos decir más fino y delicado que el tosco lagartijo casero. Su nombre científico significa literalmente lagartijo bonito. Una diferencia adicional, que se torna inmediatamente visible cuando los machos de ambas especies realizan sus despliegues de territorialidad, es que la gaita del casero es amarilla mientras que la del jardinero es roja. Anolis pulchellus habita en todo Puerto Rico hasta los 2000 pies de altura. También vive en Culebra, Vieques y las Islas Vírgenes.