Brácteas

 
 

Llamar la atención de los polinizadores es esencial para todas las plantas que dependen de animales para llevar el polen de una flor a otra. Cómo los atraen varía de planta en planta. Algunas, como los hibiscos y las rosas producen flores grandes con pétalos muy llamativos. Otras, como el cariaquillo y muchas orquídeas, producen agrupaciones de flores (inflorescencias) que forman un conjunto más grande y llamativo. Y otras, como la pascua y el jengibre rojo, llaman la atención mediante hojas modificadas que llamamos brácteas. En estas especies las flores son pequeñas (observa la flor blanca en la base de la foto) y la tarea de llamar al polinizador es delegada a las hojas especiales.


Alpinia purpurata es nativa del Pacífico Sur pero se cultiva mundialmente por su follaje verde lustroso y por sus bellas flores; perdón, brácteas. En inglés se le conoce como red ginger, Tahitian ginger y Ostritch plume. La variedad roja también recibe el nombre de Jungle king, mientras que a la variedad rosada se le llama Jungle queen. El gengibre rojo pertenece a la misma familia que el jengibre comercial (Zingiber officinale) pero sus rizomas o tallos subterráneos no se cosechan. ¿Sabías que el jengibre fue durante el siglo 17 uno de nuestros principales productos de exportación? Nos dice Salvador Brau, en Historia de Puerto Rico, que una de las especies más cultivadas fue Curcuma longa, nativa de Asia e introducida a las Antillas por navegantes portugueses.

Este día me encontraba en la Estación Experimental Agrícola aledaña al Recinto Universitario de Mayagüez verificando la identidad de una planta cuya foto se incluye en este trabajo. Justo antes de salir me encontré con este bello conjunto de brácteas, que logré retratar gracias a que siempre ando con una cámara. Nikon D7000, 105 mm macro, ISO 400, 1/80 s, f/11,  flash de la cámara.

Alpinia purpurata