Camarón caribeño

 
 

En los ríos de Puerto Rico habitan dos tipos de camarones bien conocidos porque se pescan como alimento. Los que tienen palancas pertenecen al género Macrobrachium y se conocen simplemente como camarones. Los que no tienen palancas, sino patas anteriores más o menos gruesas, pertenecen al género Atya y se conocen como chágaras o guábaras. Los camarones capturan presas con sus pinzas, mientras que las chágaras se alimentan mayormente de organismos pequeños y partículas orgánicas que obtienen o filtran del agua. Macrobrachium rosenbergii, se cría mundialmente en charcas para producir la mayoría de los camarones que compramos en el supermercado.


Xiphocaris elongata, conocida localmente como chirpe y en otros lugares como yellow-nose shrimp, pertenece a la familia de las chágaras. Aunque es común en las quebradas y ríos del Caribe, no se pesca para alimento porque es muy pequeño. Su cuerpo casi transparente y su capacidad para tolerar variaciones sustanciales de pH y concentración de sal le permiten vivir en muchos cuerpos de agua. Por su adaptabilidad y porque acepta una gran variedad de alimentos (incluyendo comida de peces), el chirpe es mantenido ocasionalmente en peceras de agua dulce. En cautiverio, sin embargo, no puede reproducirse porque las larvas de todos los camarones dulciacuícolas migran con la corriente para desarrollarse en el mar o cerca de las costas.

Este camarón fue colectado por el Dr. Carlos Santos en la Quebrada de Oro, Recinto Universitario de Mayagüez. Y ésta fue una de las fotos ganadoras en el concurso fotográfico Nikon Small World, 2011. Canon 7D, lente Infinity Optics K2 Long Distance Microscope, ISO 200, luces de estudio, equipo Visionary Digital para “image stacking".

Xiphocaris elongata