Municiones negras

 
 

Las semillas de esta planta son bolitas negras muy duras de poco menos de un cuarto de pulgada de diámetro. Dice la historia que durante una insurrección en la India se acababan las municiones y los combatientes leales a los británicos cargaron sus mosquetes con semillas de esta planta, dando origen a Indian shot, uno de sus nombres más populares. Se han llenado cartuchos de escopeta con semillas de esta planta y los disparos han ocasionado considerable daño a superficies de madera. En Puerto Rico los muchachos de antaño recogían las semillas para tirarlas con hondas, dispersando sin querer la especie por todo el vecindario.


Otras personas se habían encargado de dispersarla mundialmente, tanto así que aunque es nativa de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe, C. indica fue descrita en el siglo 18 a partir de  ejemplares colectados en la India. La planta se siembra tanto por su atractivo follaje verde como por sus vistosas flores rojas. Las semillas son usadas por algunos artesanos para hacer collares. Las hojas se agrupan alrededor de un tallo que surge a partir de un grueso rizoma subterráneo que se ramifica para producir más individuos. En Puerto Rico la planta se conoce como maraca, quizás por el sonido que producen las semillas sueltas en el interior de la fruta o quizás porque se emplean ocasionalmente para rellenar maracas.

Tomé esta foto en un campo de Utuado. Me sorprendió encontrar la planta  creciendo silvestre  porque la conocía como ornamental, pero luego leí  que puede ser una invasora agresiva.  Me llamó mucho la atención su fruto por los grandes tricomas que rodean la superficie. Nikon D90, 105 mm macro, ISO 100,  1/200 s, f/45, flash anular.

Canna indica