Flor de cohitre

 
 

Algunas de las investigaciones más interesantes suceden lejos de los laboratorios donde científicos ataviados con batas blancas laboran usando costosos y sofisticados equipos. Esta fotografía se tomó para un trabajo realizado en el patio de una casa, usando como materiales el ojo cuidadoso de un naturalista experimentado y el conocimiento de un fotógrafo. Se encontró que la compleja anatomía de esta flor está perfectamente adaptada para ser polinizada por abejas. Los pétalos azúles y los estambres amarillos atraen al polinizador, que al situarse en el centro de la flor queda rodeado por el grupo de estambres. Mientras colecta polen del gran estambre central que recompensa su visita, los dos estambres laterales le pegan polen en la espalda. Simultáneamente, el estigma central (extrema izquierda entre los dos estambres laterales) recoge polen que la abeja obtuvo en otra flor.


En Puerto Rico hay cuatro especies de Commelina, nombre que dicho sea de paso honra al botánico danés Jan Commelin (1648-1733). El cohitre azul o cohitre gigante (C. erecta) tiene una distribución muy amplia en el Nuevo Mundo, encontrándose desde el noreste de los Estados Unidos hasta el norte de la Argentina. También es común en África y se ha introducido a otros países como ornamental. La investigación sugiere que la morfología de esta flor es producto de un proceso coevolutivo sucedido en África entre la planta y la abeja doméstica, o quizás en el Nuevo Mundo con una abeja nativa que fue sustituida más tarde por la versátil abeja melífera.

Le tengo gran aprecio a esta foto porque la tomé durante una investigación realizada y publicada con el Dr. Juan A. Rivero. Además, en el 2007 fue premiada por el concurso Nikon Small World. Nikon Coolpix E8700, estereoscopio Olympus SZ60, ISO 50,  1/2 s, f/8, iluminador de fibra óptica.

Commelina erecta