Metabolismo acelerado

 
 

Mientras más pequeña es un ave, más rápido es su metabolismo y más energía necesita para las reacciones químicas de la vida. Los colibríes o zumbadores son las aves más pequeñas y por lo tanto buscar alimento es una de sus actividades principales. La energía para el vuelo proviene mayormente del néctar de las flores, el que extraen insertando el pico en la flor y estirando la lengua con forma de sorbeto. Algunos zumbadores consumen diariamente más de diez veces el peso de su cuerpo en néctar. Como este alimento tiene poca grasa y proteína, los colibríes también comen arañas e insectos. Para ahorrar energía, el vuelo es alternado con periodos de descanso y digestión. Durante la noche el ave reduce el pulso, la respiración, la temperatura y la función renal, entrando en una condición llamada torpor.


En Puerto Rico habitan seis especies de zumbadores, de los cuales el Colibrí Verde o Zumbador Verde de Puerto Rico (A. viridis) y el Zumbadorcito de Puerto Rico (Chlorostilbon maugaeus) sólo viven en nuestra isla. Los colibríes construyen en una rama u horqueta un pequeño nido en forma de taza, adornado con líquenes y amarrado con hebras de tela de araña. La hembra pone dos diminutos huevos blancos que empolla mientras el macho vigila desde la vegetación cercana. El Colibrí Verde es común en las montañas del centro y oeste de la isla. Por allí vuela inquietamente esta bella esmeralda, buscando el néctar que necesita para sobrevivir de día a día.

Logré esta foto luego de muchos intentos por captar a esta inquieta criatura. El esfuerzo valió la pena, pues la imagen ha obtenido primer lugar en dos certámenes de fotografía. Nikon D90, 150-500 mm (500 mm), ISO 800,  1/250 s, f/6.3, luz natural.

Anthracothorax viridis