Convergencia

 
 

Cuando se intenta establecer parentesco entre grupos de organismos hay que considerar el fenómeno de la convergencia. De otro modo cometeríamos el error de colocar en un mismo grupo a los tiburones (peces) y a los delfines (mamíferos) o a las golondrinas (aves) y a los murciélagos (mamíferos). La convergencia evolutiva sucede cuando grupos diferentes de organismos sometidos a presiones evolutivas similares desarrollan estructuras parecidas (como aletas o alas) y terminan pareciéndose mucho. Uno de los mejores ejemplos entre las plantas es la gran similitud entre los cactos y las euforbias de lugares secos; pertenecen a familias botánicas muy distintas, pero bajo las presiones de un ambiente similar ambas han evolucionado tallos espinosos suculentos y hojas pequeñas.


La corona de espinas o corona de Cristo es una euforbia arbustiva nativa de ambientes áridos en Madagascar. Se cultiva mundialmente por sus tallos delgados repletos de espinas largas y sus atractivas “flores” de variados colores que se producen durante todo el año. Flores entre paréntesis, porque la flor verdadera es el centro anaranjado, las grandes estructuras rosadas que atraen a los polinizadores son hojas modificadas llamadas brácteas. Los botánicos separan a los cactos de las euforbias por los detalles de la flor, para el resto de nosotros basta una cuchilla. La mayoría de las euforbias producen savia blanca cuando se cortan y los cactos no.

Este grupo de flores tiene gran impacto visual  por el color intenso de las brácteas y por el fuerte contraste con el fondo negro. Nikon CoolPix 8700, 8.9-91.2 mm (13.7 mm), ISO 50,  1/17 s, f/7.7, luz natural, tela de terciopelo como fondo.

Euphorbia milii