Genética

 
 

Repasemos un poco de genética. Las características de los organismos son producidas por genes, a veces por uno, a veces por varios. Cada gen tiene variantes llamadas alelos y cada organismo tiene como mínimo dos alelos de cada gen, uno en el cromosoma que heredó del padre y otro en el que heredó de la madre. Si los dos alelos son diferentes, uno puede dominar y enmascarar completamente al otro; decimos entonces que uno es dominante y el otro recesivo. Cuando los dos alelos no se dominan, sino que se produce una característica intermedia, decimos que sucede dominancia incompleta.


El cuello pelado de las gallinas es causado por un alelo con dominancia incompleta ubicado a mediados del tercer cromosoma. Los gallos o las gallinas que poseen dos de estos alelos tienen el cuello completamente desnudo, los que poseen uno tienen un grupo de plumas en el cuello (como el gallo de la foto) y los que no poseen el aleo tienen el cuello normal cubierto de plumas. El cuello pelado surgió como una mutación en Rumania y es la característica distintiva de la raza turken, llamada así porque para algunas personas parecen  ser el producto de un cruce entre pavo y gallina. Los cruces de razas a través de los siglos han propagado el alelo a muchas otras razas y a las gallinas sin raza o “del país”.

Desde que tengo recuerdo, a mi padre le ha gustado criar animales, particularmente gallos y gallinas. Un día me pregunté por qué yo no había retratado un gallo y me dispuse a hacerlo. En su casa es fácil porque los pollos andan sueltos y se acercan bastante a las personas. Nikon D90, 150-500 mm (500 mm), ISO 400,  1/320 s, f/8, flash externo.

Gallus domesticus