Esqueleto de aves

 
 

Las aves tienen muchas adaptaciones para volar eficientemente. Por ejemplo, la mayoría de los huesos son huecos y finos para pesar menos, pero están reforzados internamente para resistir la tensión del despegue y el aterrizaje. Otras adaptaciones para disminuir el peso son la fusión de huesos (especialmente evidente en la mano), la reducción del rabo a unas pocas vértebras y la desaparición de los dientes en favor de un pico liviano aunque fuerte. El esternón es grande pero se ha convertido en una quilla delgada y plana que apoya los músculos que baten las alas y que forman la pechuga. Las plumas forman la mayor parte de la superficie del ala, proveyendo sustentación (lift) con un mínimo de peso.


La Garza Real reside todo el año en Puerto Rico. Anida desde el centro de los Estados Unidos hasta la Argentina y a través de las Antillas, también es común en África y Asia. Frecuenta charcas, lagunas, canales, quebradas y pastizales anegados, donde se alimenta de peces y crustáceos, aunque también come sapitos, lagartijos y aves pequeñas. Su estrategia es camirar lentamente o permanecer quieta hasta que la presa se acerca y entonces arponearla con el pico. Anida en árboles que se proyectan sobre lagunas y otros cuerpos de agua. La pareja construye un nido de plataforma con palitos en el que se depositan de tres a cinco huevos que ambos empollan por unos 25 días. Esta garza visita ocasionalmente los patios de las casas, impresionando por su gran tamaño y cuello muy largo.

Rumbo a la Pitahaya paré un momento en el Refugio de Vida Silvestre de Boquerón a observar unas garzas que por allí rondaban. Por suerte una voló frente a mi y no escapó de ser fotografiada. Nikon D90, 150-500 mm (500 mm), ISO 400,  1/1600 s, f/7.1, luz natural.

Ardea alba