Helecho acuático

 
 

Cuando pensamos en un helecho, vienen rápido a la mente las especies que crecen en nuestros jardines y el helecho arbóreo que vemos en taludes a lo largo de las carreteras. Pero también son helechos estas pequeñas plantas que flotan en la superficie del agua. Las hojas o frondas de las siete especies de Azolla se han convertido en diminutas escamas peludas que repelen el agua para que la planta flote. Las raíces cuelgan debajo para absorber agua y nutrientes. Como muchos ambientes acuáticos son deficientes en nitrógeno, estos helechos han evolucionado una relación simbiótica con la cianobacteria Anabaena azolla, que vive en sus hojas y fija nitrógeno atmosférico. Esta relación le permite al helecho crecer rápido y bajo condiciones óptimas duplicar su biomasa cada dos o tres días.


Azolla pinnata se usa como fertilizante en Asia. Los campos de arroz se inundan en la primavera y se introduce el helecho, que rápidamente cubre la superficie del agua y aumenta la cantidad de nitrógeno disponible para las plantas de arroz. La capa de helecho es tan densa que reduce el crecimiento de yerbajos y el desarrollo de mosquitos, pues dificulta que las hembras depositen sus huevos en el agua y que las larvas lleguen a la superficie para respirar. Por esta razón uno de los nombres de este helecho es mosquito fern. Azolla caroliniana es nativa del Nuevo Mundo pero ha sido introducida y se ha naturalizado alrededor del planeta. Se cultiva en algunos países como ornamental en charcas y peceras, y también como alimento de animales debido a su alto contenido de proteína.

Este helecho fue colectado por Jeanine Velez en "El Tallonal" en Arecibo. Un reto al retratar plantas acuáticas es evitar reflejos en el agua. Para lograrlo puse el ejemplar en una placa Petri con agua y coloqué debajo una tela de terciopelo negro. Para iluminar  usé dos  lamparas orientadas a 45 grados. Canon 7D, 100 mm macro, ISO 100,  1 s, f/8, luces de estudio.

Azolla caroliniana