Gallina de palo

 
 

Las especies exóticas encuentran a menudo en su nuevo hogar alimento abundante y falta de las enfermedades, parásitos y depredadores que mantenían estables sus poblaciones en el país de origen. Cuando se dan estas condiciones las poblaciones pueden aumentar rápidamente, sucediendo una explosión demográfica o poblacional. Como ninguna población puede crecer indefinidamente, las explosiones son tarde o temprano seguidas por una reducción, a menudo sustancial, y luego por una estabilización de la población. Iguana iguana es nativa de Centroamérica, Sudamérica y algunas de las Antillas Menores. La especie nos llegó a través del mercado de mascotas, pues durante décadas se han importado ejemplares jóvenes que al crecer y tornarse más exigentes son liberados.


Estas iguanas prefieren vivir cerca del agua y por eso abundan en la cercanía de charcas, lagunas, manglares y ríos. En estos lugares comen una gran variedad de hojas, flores y frutas. Durante noviembre y diciembre las hembras excavan túneles en las orillas soleadas de los cuerpos de agua. Cada una pone de 20 a 70 huevos que el calor del túnel empolla durante diez a quince semanas para producir la próxima generación de iguanas. La carne de la gallina de palo tiene buen sabor y es muy apetecida en algunos lugares, hasta el punto de amenazar las poblaciones. En Puerto Rico no se come mucho, al menos por ahora.

Este reptil ha aumentado tanto su población que cada día es más común encontrarlos aplastados en las carreteras de nuestra isla. Tengo muchas fotos de estas iguanas, ésta es una de mis favoritas debido a  la llamativa coloración, típica de los machos adultos. Éste tomaba tranquilamente el sol en el Zoológico de Mayagüez. Nikon D90, 150-500 mm (250 mm), ISO 640,  1/60 s, f/14, luz natural.

Iguana iguana