Soldados del comején

 
 

Los himenópteros (abejas, avispas y hormigas) y los isópteros (polillas y comejenes) componen los dos grupos grandes de insectos sociales. Sus sociedades cuentan con exploradores, obreros, agricultores y soldados que defienden la colonia. Los soldados del comején son muy singulares. La cabeza contiene una glándula frontal que termina en la punta de una prolongación en forma de pico. Cuando los nasutos perciben una amenaza, contraen fuertemente los músculos de la cabeza y (a pesar de ser ciegos) disparan con puntería un chorrito de líquido irritante y pegajoso. Sólo tienen munición para un disparo, luego del cual se retiran.


Las colonias de N. costalis abundan especialmente en árboles de aguacate, flamboyán y mangó. Desde la comejenera parten caminos a través de los cuales los exploradores y las  obreras llegan hasta la madera muerta que alimenta la colonia. Los caminos expuestos a la luz son cubiertos con partículas para formar túneles que protegen contra los lagartijos y otros depredadores. Si se rompe un segmento del túnel salen inmediatamente varios nasutos a defender el área en lo que logra ser reparada. Luego se retirarán para recargar, esperando el momento cuando deban disparar otra vez la pistola que llevan en la cabeza.

Tomé esta foto durante una gira en Utuado. Me alejé del grupo para probar un dióptero que multiplica 2.5 veces la imagen del lente macro. En el suelo encontré a estos nasutos. Los destellos blancos son reflejos del flash. Nikon D90, 105 mm macro, dióptero Raynox 250, ISO 200,  1/200 s, f/45, flash anular.

Nasutitermes costalis