Flor de la pasión

 
 

El nombre genérico de la parcha significa flor de la pasión, palabra que curiosamente tiene dos significados radicalmente opuestos. En este caso, pasión se refiere a la acción de padecer, de sufrir, como en la pasión de Cristo. Se dice que este nombre le fue dado a la flor por misioneros que vieron en sus filamentos una representación de la corona de espinas. Las flores de este género son polinizadas mayormente por abejas grandes, en Puerto Rico la flor de la parcha es polinizada por las abejas domésticas y por el abejón o abeja grande negra que vemos ocasionalmente en nuestros patios. Los abejones anidan en ramas y troncos secos, por lo que en algunas siembras se colocan vigas de madera para que aniden y estén cerca.


La parcha es nativa del norte de la Argentina, Paraguay y Brasil pero se cultiva extensamente  alrededor del mundo. Hay dos variedades principales: la amarilla que todos conocemos y una púrpura más pequeña y menos ácida pero con sabor más intenso. El interior de ambas es amarillo. La parcha se consume de muchas formas. Aunque hay quienes la comen fresca, pero la mayor parte de la producción mundial se destina a la preparación de refrescos. En muchos lugares se consume como jalea o helado. Varios países producen además un delicioso vino de parcha.

Passiflora edulis

No es fácil fotografiar objetos blancos. Debemos evaluar cuidadosamente la escena y ajustar la exposición para que los tonos claros y los oscuros queden bien. Nikon D90, 105 mm macro, ISO 100,  1/125 s, f/10, flash anular.