Partes de la flor

 
 

A pesar de la inmensa variación en color, forma y tamaño, todas las flores comparten un plan fundamental. Las estructuras rojas pequeñas a cada lado de esta flor de manzana malaya son los pétalos, que en conjunto forman la corola. Aunque los pétalos de muchas flores son grandes y sirven para atraer a los polinizadores, los de esta flor son muy pequeños. Las estructuras grandes y muy llamativas son los estambres, compuestos por filamentos, en la punta de los cuales se encuentran las anteras con los granos de polen. El filamento central se llama estilo y la estructura amarilla en la base del estilo es el ovario.


En el interior del ovario hay varios óvulos que se convertirán en semillas si la flor es fecundada. Esto sucederá cuando algunos granos de polen lleguen a la punta o estigma del estilo. El polen llega desde el estigma hasta el ovario a través de un tubo muy fino (tubo polínico) que crece a partir del grano de polen. Si sucede la fecundación, el ovario comenzará a desarrollarse para formar la fruta, que en este caso tiene forma de pera, mide hasta tres pulgadas de largo y contiene pulpa blanca con sabor a manzana. La pulpa es la recompensa para el animal que se coma la fruta y que en otro lugar, preferiblemente lejos,  deje caer las semillas.

Syzygium malaccense

Tomé esta fotografía para un proyecto del Dr. Juan A. Rivero titulado "Flores por dentro". Las imágenes científicas siempre deben revelar fielmente todos los detalles, colores y formas. La naturaleza está llena de obras de arte. Nikon CoolPix 8700, 8.9-17.2 mm (16.8 mm), ISO 50,  1/18 s, f/7.3, luz natural, terciopelo como fondo.