Profundidad de campo

 
 

Cuando la cámara fotográfica enfoca en un plano, hay una distancia delante y detrás del mismo dentro de la cual lo que allí se encuentre quedará bien enfocado. Esta distancia se conoce como profundidad de campo o de enfoque. Varios factores determinan su longitud, siendo uno de los principales la apertura del lente: mientras más pequeña, mayor es la profundidad de campo y viceversa. La apertura  usada para esta foto es tan grande que la profundidad de campo se limita a una o dos pulgadas antes y después del ojo.


Las reas o ñandúes son aves grandes, incapaces de volar, nativas de Sudamérica. Son omnívoras y habitan en lugares abiertos donde corren velozmente para escapar de sus depredadores. A diferencia de muchas aves, que se aparean de por vida, las reas son polígamas. El macho se cruza con hasta quince hembras que ponen hasta sesenta huevos en un área de suelo que él escoge y acondiciona. Porque es él quien los empolla durante unos 35 días, solo o con la ayuda de otros machos de menor jerarquía. El macho defiende el nido agresivamente y cuida a los polluelos por hasta seis meses... una inversión de papeles que algunas mujeres envidiarían.

Tomé esta foto en el Jardín Zoológico de Mayagüez. Aunque el pico del ave está fuera de foco, la imagen es agradable porque los ojos están bien enfocados. Si tu sujeto tiene poca profundidad de campo, enfoca siempre en los ojos. Nikon  D40x, 105 mm macro, ISO 200,  1/60 s, f/3.5, flash de la cámara.

Rhea americana