Hambre

 
 

Los pichones exhiben dos comportamientos cuando están en el nido. Si están solos se mantienen quietos y en silencio, para ahorrar energía y para que no los detecte un depredador. Cuando llegan papá y mamá se tornan muy inquietos y ruidosos. Sus bocas  grandes y rojas llaman la atención de los padres y los estimulan a alimentarlos. Algunas aves tienen la mala suerte de ser parasitadas por otras que en vez de hacer sus propios nidos ponen los huevos en nidos ajenos. Los polluelos de algunas de estas especies sacan los demás huevos del nido, mientras que los de otras se crían con sus hermanos postizos.


La Reinita Común reside todo el año en Puerto Rico y es el ave más abundante de la Isla. Habita a través del Caribe (menos en Cuba, donde hay otra especie) y desde México hasta Argentina. Es común en todos los ambientes donde hay árboles, arbustos y flores. También se acerca a las casas y es fácil de atraer a comederos con azúcar. Se alimenta de néctar, frutas, arañas e insectos. La pareja construye un nido globular que puede incluir ramitas, algodón, corteza e hilachas, reusando a menudo material de nidos viejos. La hembra deposita en el fondo del nido dos o tres huevos que sólo ella empolla, en espera de que nazcan sus hijos hambrientos.

Coereba flaveola

Tomé esta foto gracias a que siempre llevo una cámara conmigo.  Me encontraba en la casa de mis suegros cuando escucho unos pitidos. Miro hacia arriba y allí estaban estos pichones, ¡en la lampara! Cada vez que me acercaba pedían alimento. Sony DSC-W1, ISO 100,  1/400 s, f/2.8, flash de la cámara.