Arañas saltadoras

 
 

Las arañas usan distintas estrategias para atrapar a sus presas. Las que tejen telas esperan que un insecto caiga en la red. Las tarántulas emboscan a su presa y cuando está cerca la agarran. Las arañas saltadoras usan su excelente visión para detectar la presa y brincar sobre la misma. Cuatro de los ocho ojos miran hacia el frente y enfocan a la distancia óptima donde debe estar la presa para no fallar el salto. Cualquier movimiento de la presa es compensado por giros del cuerpo para mantenerla centrada en el campo visual. La visión también juega un papel importante en la reproducción, pues mediante complejos movimientos de los pedipalpos y las patas delanteras, el macho le comunica sus intenciones a la hembra, que inmóvil observa atentamente.


Los dos sexos de las arañas saltadoras difieren a menudo en apariencia. En el caso de P. regius, sólo la hembra tiene color anaranjado, los machos son blancos y negros. Las quelíceras de color violeta iridiscente son típicas del género. Phiddipus regius habita en el sureste de los Estados Unidos y a través de las Antillas. Es común en lugares abiertos de bosques y malezas. También habita alrededor de las casas porque las paredes son superficies excelentes para cazar. Cuando encuentres una de estas arañas, mírala de cerca y con la misma atención ella te observará.

Fue difícil retratar esta arañita  porque cada vez que  me acercaba se ponía a saltar sobre la hoja. Cuando creía que había desaparecido, era porque había saltado ¡sobre el lente! Los puntos blancos en sus ojos son reflejos del flash. Nikon D7000, 105 mm macro, ISO 200,  1/200 s, f/22, flash anular.

Phidippus regius