Salamanquita de la virgen

 
 

La familia Gekkonidae contiene unas dos mil especies de lagartos que poseen cuerpos achatados, patas extendidas lateralmente y ojos que nunca parpadean porque los párpados, permanentemente cerrados, son transparentes. Hay tres géneros de gecos en Puerto Rico. Hemidactylus tiene dos especies de mal llamadas salamandras que a menudo entran a nuestras casas (mal llamadas porque las salamandras verdaderas son anfibios y no existen en Puerto Rico). Phyllodactylus tiene una especie que vive en el suroeste de la isla y en Caja de Muertos. Sphaerodactylus tiene nueve especies, conocidas comúnmente como tijos o salamanquitas de la virgen.


La salamanquita más común es S. macrolepis, de la cual se han descrito nueve subespecies. Este atractivo reptil entra ocasionalmente a nuestras casas buscando arañitas e insectos. Aunque sus dedos redondos tienen cojinetes que facilitan la adhesión a superficies lisas, no los tiene tan desarrollados como las “salamandras” y no puede caminar sobre el techo. Fuera de las casas come de noche y de día se esconde en la hojarasca y bajo las piedras. A diferencia de las “salamandras”, que siempre ponen dos huevos, las salamanquitas ponen uno que puede ser tan grande como la cabeza de la madre. Sphaerodactylus macrolepis vive en Puerto Rico, las islas Vírgenes y algunas de las Antillas Menores.

Este lindo geco fue descubierto porAlejandro Ríos Franceschi, uno de mis estudiantes de fotografía científica, mientras tomábamos fotos de noche en el Bosque de Toro Negro. Para crear la imagen coloque al simpático animalito sobre una hoja verde que hizo perfecto contraste con su cuerpo crema y marrón. Nikon D90, 105 mm macro, ISO 200,  1/200 s, f/10, flash anular.

Sphaerodactylus macrolepis