Palanca de señales

 
 

Los sexos de los cangrejos violinistas se distinguen inmediatamente por las palancas. La hembra tiene dos palancas pequeñas, mientras que el macho tiene una enorme, que puede ser la derecha o la izquierda. La palanca grande no es para levantar cargas pesadas, atrapar presas grandes o asustar a los depredadores. Sólo sirve para hacer señales destinadas a atraer a las hembras y ahuyentar a los machos que invaden un territorio. Las señales se componen de movimientos rítmicos de la palanca, hacia arriba y hacia abajo, hacia el frente y hacia atrás, con pausas de cierta duración. Si un macho se acerca mucho, se puede desatar un duelo de choques de palancas. Las señales son específicas para cada especie de cangrejo.


Uca thayeri habita cerca de la orilla del mar y en manglares desde la Florida hasta Brasil y a través de las Antillas. Las hembras producen más de 30,000 huevos que por unas dos semanas se desarrollan pegados a su abdomen. Cuando la primera etapa larval ha consumido casi todo el alimento, las hembras viajan hasta la orilla para soltar las larvas. Las que logran pasar las cinco etapas larvales acuáticas (zoeas) llegan a una orilla y se convierten en diminutos cangrejos, que crecerán y harán señales si son machos, o que observarán atentamente si son hembras.

Tomé esta fotografía en las salinas de Cabo Rojo. No fue fácil porque estaba preparado para retratar aves,  pero aguanté la respiración, apoyé el zoom grande y disparé. Creo que necesito dos cámaras, una para aves y otra para macrofotografía. Nikon D90, 150-500 mm zoom (400 mm), ISO 200,  1/320 s, f/5.6, luz natural.

Uca thayeri