Maderas de Puerto Rico

 

Acacia blanca- Albizia procera (Fabaceae)

 

La acacia blanca, o acacia boba, es un árbol caducifolio mediano o grande, generalmente de hasta 60 pies de altura con tronco de 2 pies de diámetro, pero puede alcanzar los 120 pies de altura con tronco de 3 pies de diámetro. Se caracteriza por su tronco cilíndrico, a veces ligeramente curvo; su corteza crema-grisácea con matiz verdoso, lisa en árboles jóvenes, áspera en árboles maduros; sus hojas grandes, doblemente compuestas, de hasta 30 pulgadas de largo y con hasta 24 hojuelas ovaladas por unidad; sus flores blancas, redondas, peludas, de poco menos de 1 pulgada de diámetro, agrupadas en inflorescencias terminales; sus vainas pardo-rojizas delgadas y planas, de hasta 7 pulgadas de largo, con la localización de cada semilla marcada por un círculo más oscuro. Florece de julio a octubre y las vainas maduran de enero a julio. Las vainas abren por un lado para liberar hasta 12 semillas que se dispersan con el viento y la escorrentía. Las semillas son viables durante un año o más.


El árbol es nativo de Asia, desde la India hasta el sur de China y a través del sureste de Asia hasta Nueva Guinea y el norte de Australia. A lo largo de su distribución natural se siembra para ornato y sombra de varios cultivos,. Se introdujo a la Florida y a Latinoamérica para ornato y producción de leña. Se trajo a Puerto Rico en el 1924, propagándose a lo largo de carreteras y fincas, pero la siembra se suspendió porque el árbol es atacado a menudo por un hongo lo mata. La acacia blanca invade agresivamente orillas de carreteras, pastizales, cañaverales y terrenos agrícolas. Entre Mayagüez y Moca hay miles de árboles colonizando cañaverales abandonados. La acacia blanca crece rápidamente al sol en localidades relativamente húmedas, desde el nivel del mar hasta los 2000 pies de altitud en la cordillera.


La albura es blancuzca y el duramen es pardo con franjas o motas más oscuras. La madera es moderadamente pesada, con poros grandes y anillos de crecimiento poco evidentes. No produce olor al cortarse, la fibra es usualmente recta, y la textura y el lustre son medianos. Se usa poco aunque el árbol es muy común y la madera es de buena calidad. Un artesano la ha usado para tallar e informa que es fácil de trabajar, seca rápido y lija bien. Merece explorarse para muebles, artículos torneados, tallas y artesanías diversas. En Asia se usa para ebanistería, tallas, botes, postes, molinos, implementos agrícolas, pulpa para papel, leña y carbón.