Maderas de Puerto Rico

 
 

La idea de preparar esta guía surgió inicialmente a comienzos de la década de 1990, cuando el autor comenzó a trabajar con madera y a visitar los aserraderos locales. La publicación iba a ser un libro impreso, pero otras prioridades pospusieron el proyecto y en el intermedio llegó la Internet con sus grandes ventajas, siendo algunas que el contenido puede actualizarse con facilidad, que la obra puede llegar a un público mucho más amplio, que el costo es infinítamente  menor y que como consecuencia de lo último puede ofrecerse gratuitamente.


Organización


Las obras realizadas por los artesanos se dividen en cinco grupos: muebles (tradicionales y de hierba enea), instrumentos de cuerda (cuatro, tiple, guitarra, bordonúa), tallas (aves, insectos, reyes, santos), objetos torneados (candelabros, copas, malletes, pilones, trompos) y artesanías diversas (bases para colgar llaves, bolígrafos, carteras, joyería, juguetes).


Los árboles se dividen en tres grupos con respecto a su lugar de origen. Los autóctonos o endémicos son aquellos que, como el cedro macho, la jagüilla y la maga, sólo viven aquí, aunque luego hayan sido introducidos a otros lugares. Los nativos son aquellos que, como el cedro hembra, el roble y el úcar, vivían aquí antes de la colonización pero también viven naturalmente en otros lugares. Los árboles introducidos son aquellos que hemos traído de otros lugares.


Las maderas se dividen en cuatro grupos:


  1. Maderas comunes- estas son las maderas más usadas por los artesanos. Aproximadamente el 70 por ciento de las artesanías y los muebles se hacen con estas especies.

  2. Maderas ocasionales- estas maderas se encuentran de vez en cuando en las ferias de artesanías. Aproximadamente el 25 por ciento de las artesanías se hacen con estas especies.

  3. Maderas subestimadas- estas maderas se usan muy poco aunque son comunes o pueden cultivarse fácilmente y son de buena calidad. Todas merecen probarse y usarse más. Aproximadamente el 3 por ciento de las artesanías se hacen con estas especies.

  4. Maderas de muy poco uso- estas maderas fueron encontradas esporádicamente en aserraderos, ferias de artesanías o talleres de artesanos. Se usan poco porque el árbol escasea, es pequeño, su corte está restringido o las propiedades y la utilidad de la madera se desconocen. Aproximadamente el 2 por ciento de las artesanías se hacen con estas especies.


Terminología


El texto sólo usa dos términos botánicos que requieren definición. Caducifolio se refiere a los árboles que, como la caoba y el cedro, pierden sus hojas en algún momento del año, usualmente durante el periodo seco del invierno. Lo opuesto a caducifolio es siempre verde. Dioico significa que el árbol tiene los sexos separados, es decir que unos árboles sólo producen flores masculinas (con polen) y otros sólo producen flores femeninas (con ovarios). Ejemplos son el aceitillo, el cedro macho, el moralón y el tabonuco. Los árboles que producen flores masculinas y femeninas se llaman monoicos, pero este término no se usa en el texto. Si no se dice que el árbol es dioico, el lector puede presumir que es monoico.


Métodos


El trabajo de campo para esta guía se realizó desde julio de 2005 hasta abril de 2007, aunque a mediados de la década de 1990 se visitaron aserraderos y se obtuvo madera. Del 2005 al 2007 se visitaron los aserraderos listados en la sección de producción de madera, decenas de ferias celebradas a través de la Isla y los talleres de varios artesanos. Se realizaron además muchas visitas al campo, tanto a fincas privadas como a casi todos los bosques estatales.


Como no se cortaron árboles para realizar este trabajo, la identificación de las maderas dependió mayormente de la experiencia de los operadores de aserraderos y de los artesanos. Cuando surgieron discrepancias entre los nombres de las maderas y/o sus características, se consultó con los artesanos y los operadores de aserraderos más experimentados. Las muestras que sirvieron de base para la obra ‘Maderas Puertorriqueñas’, preparadas a partir de árboles identificados antes de ser derribados, trágicamente han desaparecido hasta el punto que su pequeño remanente sólo sirvió para confirmar la identificación de una madera (el laurel amarillo).


Las muestras de madera ilustradas en esta guía se cepillaron se lijaron por ambos lados con lija 80, 120 y 150. A uno de los lados se le aplicó sellador para laca y lija 300, luego de lo cual se aplicaron tres capas delgadas de laca para simular la apariencia de la madera en una artesanía o mueble terminado. Este lado de la muestra se rastreó con un escáner y la imagen se ajustó para que su color fuese fiel al de la muestra. La colección de maderas está bajo la custodia de la organización Las Casas de la Selva.


Nomenclatura


Para los nombres científicos, la colocación en familias y la distribución geográfica de las especies, se adoptó como estándar el GRIN Taxonomy for Plants.

 

Introducción