Maderas de Puerto Rico

 

Jaca- Artocarpus heterophyllus (Moraceae)

 

La jaca es un árbol siempre verde mediano, de hasta 90 pies de altura, con tronco de 2 o más pies de diámetro. Se caracteriza por su tronco grisáceo, liso en árboles jóvenes y áspero en árboles maduros; su follaje verde oscuro, compuesto por hojas ovaladas, gruesas, lustrosas, con venas amarillas, cuando nuevas puntiagudas y protegidas por un par de escamas que caen cuando la hoja abre; y su fruta con la superficie cubierta por conos pequeños, como la pana de pepitas, pero amarillenta, alargada y mucho más grande. Las flores son diminutas y se agrupan en inflorescencias que surgen del tronco o de las ramas grandes. La inflorescencia masculina es pequeña, pero la femenina crece hasta convertirse en la fruta más grande producida por árbol frutal alguno, normalmente de hasta 2 pies de largo y 40 libras de peso, pero extraordinariamente de hasta 3 pies de largo y más de 100 libras de peso. Florece y fructifica durante todo del año. La fruta, de la cual hay más de veinte variedades, contiene muchas semillas, cada una dentro de un bulbo anaranjado cuya cubierta sabe a melón. La fruta verde se consume como el panapén y las semillas como la pana de pepitas. La fruta madura despide un fuerte olor a queso, luego de lo cual cae al suelo, se pudre y libera las semillas.


El árbol es nativo de la India. Se ha sembrado en los trópicos alrededor del mundo pero la fruta solo se consume frecuentemente en Asia; en el sur de la India, la producción de jaca es similar a la del guineo y el mangó. En América es más popular en Brasil, Jamaica y Surinam. Crece mejor en áreas húmedas y suelos con buen drenaje. En Puerto Rico se siembra por su follaje atractivo y por su fruta exótica, que es consumida mayormente por inmigrantes de la India. La jaca es el árbol frutal nacional de Bangladesh.


La albura es blancuzca y se distingue fácilmente del duramen, que recién cortado es amarillo intenso, tornándose luego amarillo-dorado. La madera es de peso medio, seca con un mínimo de degradación, es fácil de trabajar y toma un excelente acabado. Tiene anillos de crecimiento y cuando se corta produce un agradable pero efímero aroma. Localmente casi no se usa porque el árbol se siembra poco, pero el color atractivo del duramen y las buenas propiedades físicas de la madera justifican que se siembre más y que la madera se use para muebles y artesanías. Esta es una de las maderas más preciadas en Sri Lanka y en partes de la India, donde se usa para ebanistería, puertas, ventanas, artículos torneados, tallas, remos e instrumentos musicales.