Maderas de Puerto Rico

 

Laurel avispillo- Nectandra coriaceae (Lauraceae)

 

El laurel avispillo es un árbol siempre verde pequeño o mediano, generalmente de hasta 40 pies de altura, con tronco de 1 pie o más de diámetro. Se caracteriza por su copa estrecha; su tronco gris liso uniforme, o con líquenes que le producen manchas pálidas; sus hojas alargadas, gruesas, con tallo corto y con olor a especias cuando se estrujan; sus abundantes flores blancas, de aproximadamente tres octavos de pulgada de diámetro, agrupadas en inflorescencias terminales con ramas rosáceas; y sus frutas casi negras cuando maduran, de hasta cinco octavos de pulgada de largo e insertadas en una copa rojiza. Florece y fructifica irregularmente durante el año. Las frutas son consumidas por aves que dispersan las semillas.


La especie es nativa del sur de la Florida, las Antillas y Centroamérica. Localmente es común en los mogotes de la zona caliza del norte.


La albura es de color pardo claro y no se distingue fácilmente del duramen, que tiene un atractivo color pardo-rosáceo. La madera es moderadamente liviana, de fibra mayormente entrelazada, textura mediana, lustre de mediano a alto, y anillos de crecimiento poco conspicuos. Recién cortada tiene una textura aceitosa y un agradable olor a especias. Seca al aire con velocidad y degradación moderadas, es fácil de trabajar y es estable ante los cambios de humedad. Se usa ocasionalmente para muebles, artículos torneados y artesanías. En otros lugares se ha usado para cañas de pescar, postes, carpintería general y leña. Es una madera atractiva pero poco común debido a la escasez de troncos gruesos.