Maderas de Puerto Rico

 

María- Calophyllum antillarum (Clusiaceae)

 

La maría es un árbol siempre verde mediano o grande, generalmente de hasta 65 pies de altura, con tronco de 3 pies de diámetro, pero puede alcanzar los 150 pies de altura, con tronco de 7 pies de diámetro. Se caracteriza por su copa densa, de color verde oscuro; su tronco cilíndrico sin raíces tabulares; su corteza grisácea, agrietada, a menudo con aparentes heridas (lenticelas) alargadas o en forma de diamante; sus hojas alargadas, gruesas, lisas, lustrosas, con una vena central prominente y muchas venas paralelas poco evidentes; sus flores blancas de hasta media pulgada de diámetro, agrupadas en inflorescencias que surgen entre el follaje; y sus frutas de hasta 1 pulgada de diámetro, lisas y verdes al principio, tornándose pardo-rojizas al madurar y arrugadas antes de caer. Las hojas, las ramitas y la corteza secretan una savia amarillenta cuando se cortan. Florece durante la primavera y el verano, y las frutas caen durante el otoño y el invierno. Los murciélagos consumen la pulpa de la fruta verde y dispersan las semillas. Las frutas que caen alrededor del árbol son dispersadas por la escorrentía.


El árbol es nativo de las Antillas Mayores y Menores. Se ha introducido al sureste de los Estados Unidos y a Hawái para ornato y sombra. En Puerto Rico crece naturalmente en los llanos costeros húmedos del norte, en los mogotes y en las laderas de la cordillera hasta los 400 pies de altitud. Se ha sembrado extensamente en patios, parques, plazas, escuelas, carreteras, centros comerciales y recintos universitarios. También se ha plantado para reforestación porque se adapta a suelos pobres o degradados, incluyendo la arena de playa, el relleno de construcción y los suelos ácidos. Hay plantaciones en Guajataca, Luquillo, Maricao y Río Abajo.


La albura es de color crema-grisáceo y se distingue fácilmente del duramen, que es rosa o rojizo. La madera es de peso medio, seca con lentitud y sufre bastante degradación, especialmente torsión. La textura y el lustre son medianos y la fibra es a menudo entrelazada. Es fácil de trabajar, no produce un olor característico al cortarse y los anillos de crecimiento no son evidentes. La madera se parece a la caoba pero se usa poco para debido a la degradación que sufre durante el secado. Si se seca cuidadosamente, la maría es adecuada para objetos torneados y artesanías diversas. Se usa a menudo para calzos, cuñas, plataformas de camiones y bases de equipo pesado. Se usó para construcción y postes. En Centro y Sur América se usa para muebles, pisos, columnas, vigas, carretas, botes, traviesas de ferrocarril y construcción general.


En Puerto Rico se siembra mucho, particularmente en áreas urbanas, una especie de África y Asia que muchas personas confunden con la maría. Sin embargo, las hojas, flores y frutas del kamani (Calophyllum inophyllum) son considerablemente más grandes. Una diferencia muy clara entre ambas especies es que el ovario de las flores de la maría es verde, mientras que el ovario de las flores del kamani es rojizo. La madera de ambas especies es similar.